share on:

La exposición tiene como punto de partida una serie de reparaciones simbólicas realizadas en calles y banquetas de la Ciudad de México, con ayuda de un carro de supermercado que transportó distintos materiales. Estos gestos efímeros y minúsculos tuvieron como objetivo subrayar el deplorable estado del espacio público, pues éste, se ha construido principalmente en función de los automóviles, lo que provoca una profunda descomposición de la vida comunitaria.

El proyecto Reparadora, se llevó a cabo en los alrededores de Polyforum Siqueiros. En su interior, a manera de registro, Santiago Robles presentará una serie de esculturas, dibujos, fotografías y libros de artista impresos, además de una biblioteca de consulta gratuita, conformada por libros relacionados con los temas que aborda la exposición, así como un ciclo de mesas de diálogo público.

En las fisuras de las calles está el desgaste de la ciudad, haz y envés inevitable de su paisaje. Rellenar los huecos revela lo que no está, lo que se deshizo a base de minutos, días y años, a causa del paso de miles de personas; esa historia que han cantado los poetas: no hay que reescribirla, sino escucharla.

Si restaurar es simbólicamente una vuelta al pasado, la reparación busca realizar ese mismo viaje con un sentido práctico, con el objetivo de devolverle su utilidad. En el antiguo arte japonés del kintsugi, en donde las fisuras se celebran y se evidencian con oro, Reparadora completa las partes rotas de un espacio público deteriorado que nos pertenece a todos. Este proyecto asume que para recuperar las calles, para reparar lo que está roto en el tejido social y volver a sentir el espacio público como lo que es, nuestro y de todos, hay que salir y tomar acciones, no en beneficio propio, sino a favor de la comunidad que somos, y del espacio público que recorremos y habitamos.

 

Polyforum Siqueiros

Insurgentes Sur 701
Nápoles
Ciudad de México

SEGURO ALGO DE AQUÍ TE INTERESA:

Leave a Response